La diversidad y la inclusión dijeron presente en la edición 93 del Oscar

La diversidad y la inclusión dijeron presente en la edición 93 del Oscar

Like
350
0
lunes, 26 abril 2021
Cine

Por: Montse Huerta.

Del perreo de Glenn al aullido de Frances McDormand, la emoción de Thomas Vinterberg y la representación de España, México y Latinoamérica ganando; y que decir del coqueto de Youn Yuh-jung con Brad Pitt, así se vivió la entrega número 93 del Oscar en dónde lo más destacable de la ceremonia estuvo en los agradecimientos. Huyendo de las galas vía Zoom y apostando por la presencia de los nominados, la estación ferroviaria Union Station, en donde se han rodado películas como “Pearl Harbor” y “Blade Runner”; se transformó con un majestuoso decorado dando paso a una gala de aire retro para afrontar las medidas por el coronavirus.

“Nomadland” rompió con las quinielas convirtiendo a su productora, Chloé Zhao, en la segunda mujer en llevarse el premio a dirección. “Esto es para cualquiera con fe y que se aferre a la bondad que tiene en su interior”, dijo la directora, quien llevó a la gala a algunas de las personas nómadas que hablan sobre su vida en la ficción. Además del premio a dirección, también se alzaron en las categorías de película y actriz, que fue para Frances McDormand. Esta última sorprendió con sus dos discursos al recoger sus premios. Cuando subió a recoger el premio a la mejor película, y tras pedir a los espectadores ir a verla al cine, terminó su breve intervención con un aullido con el que dedicaba el premio a “la manada”. Pocos minutos después, su agradecimiento por la estatuilla a la mejor actriz protagonista fue el más breve de una noche en la que nada ni nadie cortaba los discursos de los premiados y, por tanto, algunos se alargaron más de lo previsto.

Sergio López-Rivera se convirtió en el único español con premio en los Oscar. El maquillador forma parte del equipo de maquillaje de la película “Ma Rainey’s Black Bottom”, que se alzó con la estatuilla en esa categoría.

El discurso más emotivo fue el del director Thomas Vinterberg quien ganó por mejor película internacional “Another Round”. Vinterberg recordó a su hija fallecida en un accidente de auto cuatro días antes de empezar el rodaje “Es un milagro lo que ha pasado y ella es parte de él. Este Oscar es un monumento para ella”, dijo el director sobre el escenario.

Y por hacer del “sonido un personaje” los mexicanos Carlos Cortés, Michelle Couttolenc y Jaime Baksh, quienes junto a la venezolana Carolina Santana, consiguieron el premio a mejor sonido con “Sound of Metal”. “El hecho de ponerse en la situación del personaje principal me sigue resultando abrumador, me genera un shock”, explicó en entrevista previa Carlos Cortés sobre cómo los sonidistas se imaginaron la experiencia de perder el sentido principal con el que trabajan todos los días. “Efectivamente en Sound of Metal se habla mucho de que el tema es el sonido y la pérdida de la audición. Pero en realidad, el verdadero fin de la película tiene que ver con qué pasa cuando pierdes algo”, dijo Jaime Baksh. Por cierto, con este logro Michelle, la ingeniera de audio, se convierte en la primera mexicana en ganar en esta categoría.

La actriz surcoreana “Youn Yuh-jung logró arrancar la sonrisa de los presentes con su divertido y emotivo discurso de agradecimiento al recoger el premio a la mejor actriz de reparto. Brad Pitt le daba el premio: “Ay, señor Brad Pitt, por fin te conozco. ¿Dónde estabas cuando estábamos rodando?”, le disparó, sin complejos, al que fuera uno de los productores de la película “Minari”, por la que ganó. También tuvo unas palabras para Glenn Close, una de sus compañeras de categoría y que con esta ocasión ha perdido ocho veces en los Oscar: “¡He tenido más suerte que tú!”.

Y es justo Glenn Close quien logró el momento viral del Oscar, a menos de 20 minutos de terminar la gala. Todo empezó con una propuesta trivial musical con la audiencia presente en Los Ángeles. Los nominados tenían que acertar si la canción que iba a sonar había ganado el Oscar, había estado nominada o ninguna de las dos. Andra Day tuvo que lidiar con “Purple Rain”, de Prince (la canción no estuvo nominada, pero la banda sonora ganó), mientras que Daniel Kaluuya se enfrentó a Donna Summer (Last Dance, que se llevó el Oscar).

El momentazo de la noche todavía estaba esperando y llegó con el turno de Glenn Close. En cuanto sonó la música sorprendió a los asistentes contando la historia de la canción que sonaba, Da Butt. Poco después, ni corta ni perezosa, se arrancó a perrear. Habrá perdido el Oscar una vez más, pero lo ha dado todo con ese baile y las redes se lo han agradecido.

Laura Pausini hizo vibrar a Europa y Latinoamérica al interpretar su tema a mejor canción original “Io sí” durante la antesala de los premios Oscar. Si bien no ganó la estatuilla, la italiana dijo que esta experiencia nunca la va a olvidar y disfrutó al máximo de la ceremonia.

La sorpresa de la noche fue cuando se anunció al final de la gala al ganador a mejor actor, una decisión poco habitual ya que suele ser un momento reservado para la mejor película y que en esta ocasión estaba precedido de gran expectación por conocer si Chadwick Boseman se llevaría un Oscar póstumo. Anthony Hopkins, quien no estaba presente, se convierte a sus 83 años en el ganador más mayor de la historia de los premios por la película “The Father”. El actor de origen galés retrata el sufrimiento de un anciano que sufre demencia y siente cómo sus capacidades cognitivas empiezan a mermar.

Cabe destacar que este 2020 la taquilla global ingresó solo $12 mil millones de dólares, una caída de 72% que responde al cierre de los cines, mientras que el mercado del streaming creció un 33% en Estados Unidos y un 30% en el resto del mundo. Los suscriptores para estos servicios en línea crecieron un 26% en 2020 en todo el mundo rebasando por primera vez los 1000 millones de personas en plataformas como Netflix, quien lideró en nominaciones este año con 36. Este gigante de Hollywood obtuvo siete premios, pero ninguno en las categorías de interpretación y de los grandes.

Las llamadas de Zoom no estuvieron presentes durante la ceremonia, pero todos los nominados respondieron preguntas de la prensa internacional en videoconferencias. Las estrellas probaron cómo eran los tiempos prepandémicos con reuniones y sin mascarilla; en donde la típica frase “no te oigo, estas en mute”, nos hizo recordar los tiempos en los que vivimos.

Una ceremonia algo más larga de lo normal que se esforzó por recuperar la normalidad tras la pandemia. Sin lugar a duda se extrañó las entrevistas en la alfombra roja, que tantos buenos momentos nos han regalado. Si bien fue una premiación diferente, no podemos pasar de largo que esta entrega rompió barreras en donde la diversidad e inclusión estuvieron muy presentes.

share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *