Jaripeo Sin Fronteras, un bello legado más de los Aguilar

Jaripeo Sin Fronteras, un bello legado más de los Aguilar

1
182
0
lunes, 20 septiembre 2021
Música

Por: Montse Huerta.
Fotos: Esaú Rivera.

Una representación autentica y moderna es lo que ofrece la familia Aguilar con “Jaripeo Sin Fronteras” en donde la música y los eventos de rodeo se intercalan para presentarnos la tradición de la cultura mexicana. Tal y como lo hacia Don Antonio Aguilar en los anos sesentas con un espectáculo familiar, Pepe Aguilar al lado de sus hijos Leonardo, Ángela y su hermano Antonio Aguilar Jr. logran ponerle su sello y entregan un gran espectáculo que honra sus raíces. Oakland Arena abrió nuevamente sus puertas después de la pandemia y lo hizo con un lleno total recibiendo a la Dinastía Aguilar.

El escenario se iluminó justo a las 8 de la noche, al centro un enorme nopal, elementos prehispánicos y al ritmo de música inició el espectáculo en donde apareció en su caballo Leonardo Aguilar; que demostró su talento y carisma.

Poco después Antonio Aguilar Jr. aparece en el escenario. Entre broma y broma, el hermano de Pepe cuenta anécdotas de su padre y bromea con el público, a quien pone a cantar a todo pulmón “Tristes recuerdos”.

Los actos se intercalan con la música y gozamos de payasos de rodeo, caballos, equipos de jinetes de toros americanos y mexicanos que se enfrentan entre si, y a Tomas Garcilazo al lado de su hijo, realizando impresionantes trucos de cuerda.

La joven cantante Irany, artista exclusiva del sello de Pepe Aguilar “Machín Records”, hizo su debut en esta gira, demostrando su enorme talento. Con tan sólo 17 años, Irany cautivó y puso al público a bailar al lado de su hermano David y su grupo.

Fue el turno de Ángela, que desde que apareció en el escenario se hizo acreedora a muchos piropos. La princesa de la música mexicana es muy querida por el público, sobre todo por muchas niñas que iban emocionadas de verla y hasta vistieron con sombrero tejano y botas vaqueras. Temas como “En Realidad” y “Llorona” no podían faltar en el repertorio.

Pepe cerró con broche de oro. Tanto a caballo como a pie, recorrió la arena cantando no sólo sus éxitos, sino también selecciones del repertorio de su padre, además de cantar con sus hijos.

Este impresionante espectáculo es posible gracias al trabajo de músicos, jinetes, personal técnico, actores, bailarines y staff; más de 200 personas que logran poner una producción de calidad, tal y como solo los Aguilar pueden hacerlo.

Mirando al pasado y adentrándose al futuro eso es “Jaripeo Sin Fronteras”, tres horas de entretenimiento mexicano al más puro estilo de la Dinastía Aguilar.

share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *