Ganadores, perdedores, feminismo y soñadores

Ganadores, perdedores, feminismo y soñadores

Like
197
0
Martes, 30 enero 2018
Música

Por: Montse Huerta.

Bruno Mars brilló la noche de ayer en la edición 60 del Grammy, convirtiéndose en el ganador de la noche además de presentar una fantástica actuación acompañado de Cardi B. Mientras que para muchos causó sorpresa el triunfo del cantante de 32 años ya que las miradas estaban puestos en el duelo de raperos entre Jay-Z y Kendrick Lamar, la comunidad hispana no se quedo callada y de inmediato se apoderaron de las redes sociales después de que “Despacito”, la canción que ha roto varios récords en el mercado musical, fue excluida de la lista de ganadores de los premios.

Un día después de la entrega de galardones, las personas siguen inundando las redes sociales con mensajes de ira, desencanto y enojo ante lo que califican un “rotundo robo” por parte de La Academia de la Grabación.

Amada por mucho y odiada por otros, no podemos negar que la canción, tanto el tema original y el remix con Justin Bieber, tuvieron 4,600 millones de reproducciones a nivel mundial el año pasado, de acuerdo con datos del Guinness World Record. Originalmente interpretada por los puertorriqueños Luis Fonsi y Daddy Yankee, la popularidad de la canción fue impulsada por un remix con Bieber, que lo llevó al récord del libro solo 188 días después de su lanzamiento el 12 de enero del 2017.

Pero no todo fue agridulce para los artistas hispanos ya que Shakira, ganó Mejor Álbum de Pop Latino, con ‘El Dorado’; Residente, Mejor Álbum de Rock o Música Alternativa Latina, con su álbum homónimo ‘Residente’; Rubén Blades, Mejor Álbum Tropical Latino, con ‘Salsa Big Band’; y Mejor Álbum de Música Regional Mexicana, para Aida Cuevas con ‘Arrieros Somos Versiones Acústicas’.

La cantante Camila Cabello aprovechó su momento en el escenario para dedicar un breve mensaje de solidaridad a los soñadores “Soy una orgullosa cubano-mexicana, nacida al este de La Habana y estoy parada frente a ustedes en el escenario del Grammy en Nueva York y solo sé que al igual que los sueños, estos chicos no pueden ser olvidados y vale la pena luchar por ellos”, expresó la cantante de 20 años que inmigró a Estados Unidos cuando tenía 7 años y cuya carrera ha ido rápidamente en ascenso.

“Al igual que a los ‘dreamers’, mis padres me trajeron a este país con nada en el bolsillo, solo esperanza. Me mostraron lo que significa trabajar el doble y nunca darse por vencido y honestamente, nada de mi camino ha sido distinto del de ellos”.

Por su parte la actriz y cantante Janelle Monáe pronunció el primer discurso feminista para presentar la actuación de Kesha. Está se rodeó de cantantes de todas las épocas, desde la propia Camila hasta Cindy Lauper, para interpretar “Praying”, su ultimo éxito, a modo de canción protesta feminista que terminó en un baño de lagrimas.

Ni Jay-Z, uno de los favoritos, ni Lorde se hicieron con ningún Grammy. Kendrick Lamar por su parte, también fue uno de los que mejor parados salieron de la gala: mejor álbum de rap, mejor videoclip, mejor canción de rap, etc.
Este Grammy ha dejado muchas sorpresas y a varios hablando en redes sociales.

share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *